Suscripción mensual Cheese & Chef

24,40 / mes

¡Recibe una caja con quesos gourmet cada mes!

Quesos ganadores de premios nacionales e internacionales seleccionados por un auténtico maestro quesero de prestigio. ¡Descubre el queso en su máxima expresión!

Cada mes recibirás una caja con tres o cuatro piezas de queso gourmet (750g aprox. en total), sus fichas de cata y un acompañante.

Categoría:

Descripción

Nota importante:

  • Se cobrará la suscripción el primer día de cada mes (gastos de envío no incluidos)
  • Recibirás tu box de quesos la primera semana
  • Recomendable consumir antes de 14 días y conservar en frío

 

Quesos que pueden incluir tu box mensual:

 

  • Queso de oveja con trufa: Queso semicurado de 3 meses de curación, elaborado con leche cruda de oveja y trufa natural. No tiene vetas de una “pasta de trufa” como otros quesos del mercado, sino pequeños pedacitos de trufa salteados por su pasta. La trufa negra de Soria (melanosporum) es muy aromática, consiguiendo con poca cantidad un equilibrio perfecto entre el queso y la trufa.

 

  • Queso de cabra de pasta blanda: Queso cremoso de leche pasteurizada de cabra elaborado en Cáceres y afinado con mohos blancos en su exterior por nuestro maestro afinador. Queso suave en su interior, con sabores ligeramente ácidos que se contrarrestan con los toques más intensos del moho exterior, moho que como todos los mohos tipo camemberti debe comerse para disfrutar del queso en su conjunto

 

  • Queso ‘Comté’ de vaca pasta cocida: Queso DOP francés más vendido en todo el mundo. Es un queso de leche cruda de vaca, de un año de curación pero con una textura joven, ciega y bastante elástica, todo ello debido a que es una pasta cocida a 55º. Se afina con mucha humedad y frotados continuos para mantener dicha textura. Sabor dulce con aromas frutales y florales.

 

  • Queso de vaca ‘tetilla’ tierno cremoso: Queso de pasta prensada pero de textura cremosa como corresponde a un queso joven con varios lavados de cuajada. Lavar la cuajada es un procedimiento que consiste en sustituir suero por agua cuando tenemos la cuajada partida en pequeños granos, con esto conseguimos restar acidez, lo cual será muy interesante para quesos jóvenes, aportándonos además más cremosidad.

 

  • Queso de oveja con corteza lavada: Queso de pasta semi-blanda, elaborado con leche cruda de oveja, resulta mantecoso y suave de corazón y corteza arenosa intensa. Es un queso con mucho trabajo de afinador. Con volteos y lavados periódicos y recurrentes con agua y sal, desarrollándose las bacterias lácticas que le van a dar sus condiciones tan peculiares.

 

  • Queso azul triple crema ‘Montagnolo’: Este queso azul no es cualquiera, fue el mejor queso del mundo en el 2013. Se trata de un queso alemán triple crema con vetas azules suave, cremoso, con los toques azules pero sin llegar a ser muy fuerte.

 

  • Queso de oveja semicurado castellano artesano: Queso artesano elaborado con leche cruda de oveja y madurado durante 3 meses sobre tabla de madera. Sabores ligeramente ácidos con aromas primarios de leche fresca, hierva y mantequilla.

 

  • Queso de oveja curado castellano artesano: Queso artesano elaborado con leche cruda de oveja y madurado 3 meses sobre tabla de madera. Posteriormente se madura otros 6 meses en cava subterránea consiguiendo el desarrollo de aromas secundarios y perdiendo la acidez de los quesos más jóvenes. Aromas de frutos secos y cuajo animal.

 

  • Queso de oveja ahumado: Queso viejo, de 8 meses de curación, elaborado con leche cruda de oveja y ahumado con maderas nobles. Fue premiado como mejor queso ahumado del mundo en el concurso internacional de quesos en Inglaterra en 2012. En su parte central se puede disfrutar de los matices del queso campoveja viejo, pero según te vas acercando a la parte exterior empiezan los tonos torrefactos, aromas a café, que ya en su corteza se intensifican y tienden a salmón o bacon ahumados.

 

  • Queso ‘Cabrales’ azul intenso: Los mohos azules, de la familia roqueforti, se desarrollan en cuevas de humedad extrema en zonas de montaña… así nace el cabrales asturiano, un queso elaborado con leche de vaca (aunque puede tener mezclas) extremadamente potente para los amantes de las sensaciones fuertes.

 

  • Queso de cabra con cuajada láctica: Queso de Ávila, del valle del Tiétar, elaborado con leche pasteurizada de cabra, de interior seco ligeramente friable y de exterior de moho roqueforti, que le aporta una gran intensidad y que paulatinamente va proteolizando el queso de fuera hacia dentro, cremificandolo y haciéndolo más intenso.

 

  • Queso ‘Dziugas’ de vaca pasta tipo grana: Queso de Lituania elaborado con leche de vaca y envejecido durante 36 meses. La leche se desgrasa parcialmente y se acidifica ligeramente antes de cuajar, de esta forma logramos un queso tipo grana, como el famoso parmigiano.

 

  • Queso ‘Cheddar’ vintage: La cheddarización (original del pueblo Cheddar, Inglaterra) es un proceso que consiste en agrupar granos de cuajada en bloques, dejar que acidifique para posteriormente triturar estos bloques y con los granos ya fermentados moldeamos. Este es un cheddar vintage de 2 años de curación, intenso con textura suave y toques frutales.

 

  • Queso ‘Gouda’ de cabra pasta semicocida: Se considera pasta semicocida cuando la temperatura a la que se calienta la cuajada es inferior, unos 44-45ºC. Es el caso de los famosos goudas holandeses. Aquí seleccionamos uno muy especial, hecho con leche de cabra, muy curado con un aroma super intenso y toques dulces.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Sé el primero en valorar “Suscripción mensual Cheese & Chef”